No existe edad mínima y tampoco máxima. Todo el mundo es bienvenido. Las actividades de team building son inclusivas y pensadas para que todos puedan participar y aportar con sus fortalezas. No importa si tienes 18 o 65 años, todos están invitados a jugar, compartir y construir equipo. También disponemos de actividades familiares, en las que, contamos con la participación de los hijos de los empleados. Existen ejercicios de diversa índole, para los que se necesita de la mayor diversidad de participantes, solo haces falta tú.